Demasiado intimidante

No demasiado lejos del intimidante tribalismo de la genial banda de Azkoitia, este disco recoge una serie de grabaciones, recopiladas durante 15 años, en los que Roge muestra una fáceta más intimista pero con el mismo grado de profundidad y visceralidad a la que ya nos tenía acostumbrados. signos de que tienes una personalidad intimidante. Aquí hay cinco signos que tiene una personalidad fuerte que hasta podría ‘asustar’ a otros:. No toleras la ignorancia voluntaria. Para ser honesto, o bien desencadena un enojo dentro de ti (que no puedes callar), o te hace querer irte sin decir una palabra. 3 consejos para evitar comer demasiado. ¿Alguna vez has sentido que tu lista de tareas pendientes es tan larga y tan intimidante que no sabes ni por dónde empezar? ¿Tu lista de lo que deberías estar haciendo te hace sentir tan abrumada y atascada que ya no estás segura de qué hacer? Tiene mucho carácter y esto lo vuelve intimidante para el resto, incluso para quienes lo conocen. Luego nos encontramos con uno que tal vez sorprenda a más de uno, y es el signo del zodiaco de ... Definición de intimidada en el Diccionario de español en línea. Significado de intimidada diccionario. traducir intimidada significado intimidada traducción de intimidada Sinónimos de intimidada, antónimos de intimidada. Información sobre intimidada en el Diccionario y Enciclopedia En Línea Gratuito. 1 . v. tr. y prnl. Causar, producir o sentir temor me intimida salir sola por las ... Estoy cansada de escuchar que estoy soltera porque resulto demasiado intimidante para los hombres. Por Fabiola Gurrola Septiembre 4, 2016. Hace algunas semanas estaba en un bar con un par de buenos amigos que se encontraban de visita por el fin de semana. Tan pronto conseguimos dónde sentarnos, comenzamos a recordar historias de cuando ... The present study aimed to develop effective moral educational interventions based on social psychology by using stories of moral exemplars. We tested whether motivation to engage in voluntary service as a form of moral behavior was better promoted by attainable and relevant exemplars or by unattainable and irrelevant exemplars. First, experiment 1, conducted in a lab, showed that stories of ... Querrás verte intimidante, pero no necesariamente grosero ni demasiado agresivo. Mirar airadamente a las personas y poner los ojos en blanco también se verá intimidante. Sin embargo, debes tener cuidado, porque también puede verse grosero en muchos contextos. Empezar a hablar acerca del modo en el que se percibe la vida o la idea que se tiene de una relación de pareja ideal suele resultar demasiado intimidante. Por eso es mejor introducir estos temas hablando acerca de anécdotas pasadas que uno mismo ha vivido y explicar la lección vitar que se ha extraído de ellas. 4. Detecta temas desde los ...

Horóscopos: POR QUÉ TUS RELACIONES HUYEN DE TI AL PRINCIPIO

2020.04.02 08:35 ChinaR84 Horóscopos: POR QUÉ TUS RELACIONES HUYEN DE TI AL PRINCIPIO

Parece que el “ghosting” está de moda. Empiezas a conocer a alguien, todo parece que va bien pero de repente, chas, desaparece. Seguramente sea porque se está llevando de ti una impresión que no es, o quizás es porque le asusta tu carácter o lo más probable es que el problema lo tenga ella/él. En este artículo analizamos por qué tus relaciones huyen de ti al principio según tu signo. No te lo pierdas.
Aries♈ A menudo ese sarcasmo que utilizas en casi todo, da que pensar que nada ni nadie te importa lo suficiente. Es como si vacilaras un poco. Probablemente, sin que nadie lo sepa, esa persona te importa demasiado, pero aparentemente, no lo parece Aries, y ese es el problema. Si esa persona huye de ti al principio es porque piensa que no vas en serio. ¿No te ha pasado ya?
Tauro♉ Tus etiquetas te perseguirán siempre Tauro. Eres responsable, enfocado en tus objetivos y muy muy terco. Con estos calificativos, cualquiera diría que eres una persona súper seria, pero no es en todo así. En el amor, te pasa casi todo lo contrario, tienes una alegría que parece incluso infantil, cuando alguien empieza a gustarte y ves que es recíproco, la sonrisa no se te borra de la cara y actúas como actúas porque quieres que vuestra relación sea divertida. Pues mira por donde, si huyen muchas veces es porque parece que te implicas demasiado. Muy triste que piensen eso cuando tú lo único que quieres es estar bien, feliz, contento y no caer en algo aburrido o frívolo.
Géminis♊ Puede que cuando empieces una relación y de repente, desaparezca te plantees si estás haciendo algo mal. Pues bien Géminis, si esa persona te hace “ghosting” es porque tu indecisión le come por dentro. El problema es la interpretación de esa indecisión. Esa persona cree que esa confusión viene porque tienes muchas dudas y porque no sabes lo que quieres realmente. Tú, sabes que en realidad sólo te preocupa tomar alguna decisión equivocada. No es ningún tipo de duda acerca de lo que sientes.
Cáncer♋ Si al comienzo de una relación esa persona de repente se marcha, puede que sea por tu falta de opinión. Que en realidad no es así, pero lo parece. Están muy equivocados Cáncer. A veces, da la impresión de que das siempre la razón a los demás por miedo a discutir. Y no es eso, simplemente que muy a menudo lo que quieres es ver feliz al resto, y sabes que la gran mayoría de las veces (y con algunas personas) es más importante tener paz que tener razón. Por ahí van los tiros…
Leo♌ Es muy probable que si alguien te huye al principio de conocerte sea porque eres demasiado intimidante Leo. Sí, las cosas como son, cuando quieres algo vas a muerte a por ello. Y en ese algo se incluyen también los “alguien”. Te pones tan insistente que a veces, prefieren marcharse hasta que se calmen un poco las emociones y los sentimientos. Quieres que todo salga a la perfección y a veces, esto, es demasiada presión para el resto.
Virgo♍ Si alguien huye de ti al comienzo de una relación es porque a veces, necesitas tener tanto control de las situaciones que pareces un poco mandón y se ve de ti una imagen que no corresponde con la realidad. Te gusta tener el control para que nadie más tenga que preocuparse por ello, para que esa persona simplemente se deje llevar y disfrute. Pero hay personas que pueden huir de todo esto porque tienen la misma fuerza y las mismas ganas y la misma energía que tú para llevar esas riendas. Y si las cosas no se hablan, puede haber demasiados malos entendidos.
Libra♎ Si esa relación huye de ti al principio es porque te ve tan amable que piensa que todo es demasiado falso. Y es que, tú eres como eres desde el minuto uno, no estás fingiendo nada, simplemente eres optimista, feliz, alegre, y tratas, como sea, de hacer las cosas lo mejor posible. Siempre hay dos caminos, hacerlo bien o mal, hacerlo con ganas o sin ellas. Y tú, tienes muy pero que muy claro cómo quiere llevar tu vida. Si el resto huye de lo bonito, de lo bueno y de lo sano, no es problema tuyo. Mejor.
Escorpio♏ Tu honestidad es la que aparta a esas relaciones de ti al principio Escorpio. Sí, las cosas como son, en realidad sólo quieres ser auténtico y real desde el minuto uno, pero a algunas personas no parece gustarles mucho esa actitud. No eres una persona bocazas pero no vas a callarte cuando crees que debes decir algo Escorpio. Eso seguro. Y por eso también muchas veces te huyen… Porque te temen. Supuestamente, la gente siempre quiere la verdad, pero cuando la verdad llega, a veces no gusta tanto.
Sagitario♐ Cuando comienzas una relación pareces muchísimo más serio de lo que eres. Como si no pudieras sacar todos esos sentimientos que tienes dentro al principio, como si no te saliera… Y es que, a pesar de esa fama de divertido y de gracioso, tardas en sacarla. Y mucho más aún cuando se trata de alguien a quien estás conociendo… Tienes que relajarte Sagi y eso lleva un tiempo. Por esa razón esa persona puede huir de ti al comienzo de todo, porque te ve demasiado recto, estoico, imperturbable.
Capricornio♑ Eres una persona súper inteligente Capricornio pero a veces, esa inteligencia es la que hace que tus relaciones puedan huir de ti al principio. Te hace parecer un poco pretencioso, creído, presumido… Cuando en realidad para nada es así. Al revés, al igual que te consideras una persona inteligente, también admiras esto de los demás. Primero porque te gustan las personas versadas, experimentadas, documentadas, y segundo porque amas hablar de temas súper profundos. Te encanta tener ese tipo de conversaciones. La gente está muy confundida contigo.
Acuario♒ Si tus relaciones huyen de ti al principio es porque tu actitud relajada te hace ver un poco pasota con todo, como si te diera igual, como si no tuvieras tanto interés en conocer a la otra persona como lo puede tener ella. En realidad, sólo te gusta dejarte llevar, no planificas nada y esperas a ver qué es lo que sucede. Simplemente eso. Eres una persona que fluye con la vida Acuario, y no además, no te gusta forzar nada. Pero hay personas que necesitan mucha más seguridad en todo Acuario, que estés… Aunque tú estés… La verdad que no lo entiendes.
Piscis♓ Cuando una persona a la que acabas de conocer huye de repente quizás sea porque te vea con una persona con mucho carácter en el fondo. Eres sensible, mucho, pero eso no quiere decir que seas débil. Y es mucha la gente que se sorprende cuando de verdad te conoce. Te veían como un corderito frágil y de repente se dan cuenta de que eres mucho más que eso, de que puedes tener un carácter de mil demonios cuando te hacen daño, de que no pasarás ni una… Y la verdad Piscis, es que les entra el pánico. No puedes controlarte.
submitted by ChinaR84 to espanol [link] [comments]


2020.03.25 06:43 piscinasdisacua Mantenimiento de la piscina - 3 pasos esenciales para el mantenimiento de la piscina!

Consejos para el mantenimiento de piscinas

El mantenimiento de la piscina no tiene por qué ser intimidante ni costoso. Estos sencillos consejos sobre el mantenimiento de piscinas mantendrán su piscina limpia, saludable y hermosa para disfrutar, sin que le cueste mucho dinero.

Consejos sobre el mantenimiento de piscinas -- #1

Asegúrese de tener a mano un simple kit de prueba para poder medir la química del agua de su piscina de forma regular. Esta será su primera línea de defensa contra el crecimiento de bacterias y algas dañinas. Hay cinco elementos básicos de la química del agua de la piscina que funcionan juntos para mantener el agua estable. El primer elemento es el cloro, que mata las bacterias, evita el crecimiento de algas y mantiene el agua bien esterilizada. El cloro debe mantenerse a niveles entre 0,5 y 3,0 ppm. El segundo elemento es el equilibrio del pH, que es una medida de la acidez del agua. Un rango de pH seguro está entre 7,2 - 7,6 ppm. El tercer elemento es la alcalinidad total, que mide el material alcalino del agua, y debe mantenerse entre 80 - 120 ppm. El cuarto elemento es la dureza de calcio, que es la cantidad de calcio disuelto en el agua. Un rango apropiado para esto es de 250 - 500 ppm. El quinto elemento para la química del agua es el ácido cianúrico, que es un agente estabilizador del nivel de cloro del agua. Esto ayuda a evitar que el cloro sea absorbido demasiado rápido por el sol. Usar un estabilizador ayudará a que el cloro dure hasta 3 1/2 veces más. Sus niveles de estabilizador deben estar dentro de 30 - 60 ppm.

Consejos para el mantenimiento de la piscina -- #2

No te olvides de darle al filtro de tu piscina una atención regular. Depende de su filtro para mantener el agua limpia y libre de suciedad y escombros. No debe dejar que se obstruya. Siga los procedimientos recomendados por el fabricante para cualquier tipo de filtro de piscina que tenga. Hacerlo ayudará a prolongar la vida útil del filtro.

Consejos para el mantenimiento de la piscina -- #3

Asegúrate de limpiar los desnatadores de la piscina con regularidad. Los desnatadores recogen desechos más grandes que de otra manera llegarían al filtro. Por lo tanto, esto no sólo ayuda a mantener su piscina limpia, sino que también protege el filtro y le permite capturar los desechos más pequeños.
Estos prácticos consejos sobre el mantenimiento de la piscina mantendrán su piscina con un aspecto hermoso y claro, y asegurarán que el agua sea saludable y segura. Ahora sabe que no tiene que gastar mucho dinero en servicios caros para mantener su piscina en perfecto estado.
submitted by piscinasdisacua to u/piscinasdisacua [link] [comments]


2019.10.14 17:37 rad2345 Mi experiencia con la visa TN

Escribo este post con la esperanza que a alguien le ayude en su proceso de búsqueda de trabajo.
En mi caso, todo empezó con la visa TD. Después de la maestría mi marido consiguió trabajo en USA y su empresa nos tramitó la visa TN (a el) y la visa TN (a mi).
Los dos habíamos hecho la maestría y decidimos venir a USA aunque yo no tenía trabajo. Mi esperanza era conseguir fácilmente la visa TN y poder trabajar como el pero me tarde más de 4 meses en conseguir trabajo. Fue una época difícil ya que conseguir algo de consultor no es fácil y mudarse a un país nuevo tampoco lo es. Había días que perdía la esperanza y después de 100 correos de rechazo de trabajos ya me quería dar por vencida pero de repente ... llegó la oferta!
Una vez que tenia la oferta, contacte a unos abogados para que me ayudaran con el trámite pero me dijeron que iba a tardar 3 semanas y mi empleador necesitaba que entrara en dos semanas (a parte de que me cobraran 1,500 usd). Los abogados querían hablar directamente con la empresa que me contrató, pero yo le había dicho a mi empresa que el trámite era sencillo y que no tendrían que hacer nada. La verdad me daba miedo meter a los abogados y poner en riesgo mi trabajo. No se si sea un miedo justificado pero quería que todo el proceso fuera lo más “smooth” para el empleador.
Los tiempos eran demasiado justos, era caro y laborioso... Así que decidí hacer todo el proceso yo sola. Llené la forma ds160, hice el pago, junté toda la documentación y hice la cita. De churro conseguí las dos citas, la de huellas y la de la entrevista dos días después de que termine la solicitud. Sin embargo, eran en dos ciudades distintas de mexico. La de las huellas la conseguí en Guadalajara y la otra en Tijuana. Así que tuve que volar por todo mexico en 2 días.
Ahora si... la primera cita de las huellas fue lo más fácil, solo llevé mi carta oferta y sali en menos de 10 min. Nada muy complejo.
La segunda cita de la entrevista fue más complicada pero no mucho. Llegue al consulado y pase por 3 ventanillas. La primera solo me preguntaron que donde y que había estudiado, que les enseñara mi carta oferta y que les entregara mis visas pasadas.
La segunda fila fue para que comprobaran mi foto y mis huellas digitales y la tercera fila para la entrevista. La entrevista fue muy sencilla. Siempre es un poco intimidante pero realmente siento que es más la fama que tienen los oficiales de migración que lo malos que son en verdad. Las primeras entrevistas fueron todas en español, en esta tercera el official me preguntó si sabía inglés y al contestar que si, cambio de idioma y continuamos en inglés durante toda la entrevista.
Me hizo entregarle mi oferta, la leyó, me pidió mi título de la universidad (ingeniería), me pregunto que cuales iban a ser mis responsabilidades, que cuál empresa me iba a pagar, que si había gente dentro de la empresa que me iba a reportar y las fecha en la que esperaba tener mi entrada a Estados Unidos. En general fueron preguntas del trabajo- supongo que para comprobar que si era de mgmt consultant. La verdad es que nada que no supiera contestar, lo que siempre les recomiendo es decir toda la verdad!
En general, me pareció bastante fácil y en cuestión de 10 minutos ya me había autorizado mi visa y me dio las instrucciones para recogerla.
Entrando a Estados Unidos fue lo mismo que entrar con una visa de turista - lo único diferente fue que en lugar de preguntarme cuánto tiempo vengo de visita, me preguntaron que cual iba a ser mi ocupación.
Espero que este post les de un poco de tranquilidad a todas las personas buscando solicitar una visa TN, trabajo o simplemente saber del proceso.
submitted by rad2345 to visas [link] [comments]


2019.03.25 01:01 SoloArtesMarciales 5 RAZONES POR LAS QUE DEBERIAS COMPETIR

Comencemos diciendo: no hay una manera correcta de entrenar en artes marciales, y ninguna meta es correcta. Ya sea que planees unirte a las filas de luchadores profesionales de MMA, o simplemente quieras entrenar un par de días a la semana fulminar el estrés, tu planning de entrenamiento es importante.

https://preview.redd.it/20j5z9fyn5o21.jpg?width=1024&format=pjpg&auto=webp&s=862f3f99c896a7bee2d609ff88fcd036f833698a
Dicho esto, competir en tu arte marcial (en cualquier nivel, ¡ni siquiera tiene que ser profesional!) Puede producir algunos grandes beneficios:

1. TE OBLIGA A ALCANZAR UN NUEVO NIVEL DE FORMA FÍSICA.

Es probable que ya hayas visto mejoras físicas desde que comenzaste a entrenar. Las artes marciales a menudo combinan ejercicios cardiovasculares y de musculación, lo que le permite trabajar diferentes partes de su cuerpo.
Cuando comienzas a entrenar para competir, la intensidad del trabajo que haces debería aumentar aún más. Necesitarás practicar más para asegurarte de que tus movimientos sean perfectos, y si las competiciones de tu disciplinas tienen divisiones de peso, puede ser el ímpetu que necesites para deshacerte de esas últimos kilos de más. Cuando digo que competir te motiva a perder peso, me refiero a que, en el sentido de "Bueno, ¡creo que es hora de reducir la cerveza y la comida rápida y perder esos cinco kilos que he estado ganando!" "No quiero decir que debas intentar bajar todo tu exceso de peso de inmediato.
https://preview.redd.it/o0n2ns02o5o21.jpg?width=992&format=pjpg&auto=webp&s=8621d196457738e0cdb4bfa92903c8c0c5f112ef
Perder peso específicamente para una competición o pelea, no es inherentemente saludable. Si tienes sobrepeso, progresar gradualmente hacia una categoría de peso más bajo es un buen objetivo. Sin embargo, tratar de reducir demasiado peso, demasiado rápido, probablemente implique deshidratación y privación de nutrientes, y no es bueno para su salud a largo plazo. Si no estás seguro de qué categoría de peso es razonable para alguien con su estatura y estructura, y si puede alcanzarla, habla con tu entrenador.

2. TE ENCONTRARÁS CON UN CONJUNTO COMPLETAMENTE NUEVO COMO LOS ARTISTAS MARCIALES.

Algunas personas (como yo) no tienen ningún otro artista marcial en su familia inmediata, por lo que el entrenamiento y la competición es la única oportunidad de interactuar con mis compañeros. En una competición o torneo, estarás rodeado de personas que comparten tus intereses y aprecian el nivel de dedicación que se necesita para competir en las artes marciales. Esta puede ser una experiencia completamente nueva y le permitirá conectarse con personas de una manera completamente nueva. Quizás se esté preguntando: “Bueno, estoy allí para competir, ¿no será que todos serán hostiles ya que somos rivales?” Sin embargo, en su mayor parte, todos serán amigables, ¡incluso aquellos con los que compites! Si eres respetuoso, ellos también lo serán.

3. CIMENTARÁS TU CAPACIDAD DE AUTODISCIPLINA.

La disciplina puede servirte bien en tu carrera, en sus relaciones y en diversos aspectos de la vida. Muchas personas encuentran que participar en una competición de artes marciales puede ayudar a aumentar su sentido de disciplina. La práctica de las artes marciales a menudo requiere una práctica constante y alienta a las personas a desafiarse a sí mismas. Ya sea que trabajes con otros o que entrenes solo con un instructor, es más probable que sientas un mayor nivel de responsabilidad que si trabajaras solo. Saber que otros se están presentando para entrenar y competir, incluso si no siempre es fácil, también puede inspirarte a presentarte, y trabajar para lograr un objetivo específico también es un gran motivador.

https://preview.redd.it/43iga2q5o5o21.jpg?width=1024&format=pjpg&auto=webp&s=cf3b3f2078c9a21efe7d70b279a99250de98352c

4. ENCONTRARÁS UNA NUEVA SENSACIÓN DE RESPETO POR TI MISMO Y TUS HABILIDADES.

Tener un nivel saludable de autoestima te ayudará a sentirte seguro al enfrentarte a los desafíos en su vida. Por supuesto, es probable que te sientas seguro después de haber ganado una competición, pero no siempre es fácil sentirse seguro después de una derrota.
Participar en competiciones de artes marciales puede ayudarte a aprender cómo ganar con humildad y perder con gracia. Si compites regularmente, verás una mejora en tu rendimiento y aprenderás a establecer metas basadas en la competencia para ti mismo. Comenzará a evaluarse a sí mismo no en términos de "¿Gané? / ¿Perdí?" Sino de "¿Hice lo mejor que pude y en qué puedo mejorar para el futuro?"
El conocimiento de que los errores es vital para una mejora continua.

5. APRENDERÁS NUEVAS HABILIDADES COMPITIENDO.

Intentar algo nuevo puede ser intimidante, pero desafiarte a ti mismo para aumentar tu nivel de habilidad en tu práctica actual puede ser increíblemente gratificante. Demostrando que tienes la capacidad de aprender cosas nuevas puede aumentar tu confianza y también puede enseñarle la habilidad de la paciencia a medida que se toma el tiempo para perfeccionarte.
Lo más probable es que haya otras cosas que descubrirás cuando compitas, entre ellas:
Participar en una competición de artes marciales puede ayudarte a mejorar tu salud mental y física, y puede enseñarte una variedad de habilidades útiles que puede usar a lo largo de su vida. La capacitación para competiciones te permitirá ser disciplinado y también puede mejorar tu nivel de confianza. A medida que compites, puedes cumplir tus objetivos y conocer a nuevas personas, al mismo tiempo que mejora constantemente tu bienestar.

submitted by SoloArtesMarciales to taekwondo [link] [comments]


2018.07.31 17:13 master_x_2k Zumbido I

Brian era más rápido que la mayoría de los hombres de su tamaño. Dio un paso atrás para esquivar mi golpe, luego giró su cuerpo en lo que estaba aprendiendo iba a ser una patada. La cosa era que no sabía a dónde se dirigiría esa patada, y generalmente no se contenía con sus patadas de la forma que lo hacía con sus puñetazos. Sabiendo esto, siguiendo sus instrucciones de ser impredecible, me lancé hacia adelante y lo tacleé torpemente.
Su muslo me dio en el costado mientras movía su pierna, lo cual dolió, pero no tanto como habría dolido la patada. Aun así, logré derribarlo al suelo. Cualquier sensación de victoria que podría haber sentido fue efímera, porque caí con él, y él estaba más preparado para lo que venía después. Cuando golpeamos el suelo, él usó sus manos y su muslo aún levantado para llevarme a su derecha. Antes de poder orientarme, él se dio vuelta en mi dirección y se sentó a sobre mí.
Lancé un puñetazo a su costado, pero él me agarró la muñeca y giró mi brazo hasta que mi codo apuntó a mi ombligo. Agarré su camisa con la otra mano, con la esperanza de quitármelo de encima (ni de cerca), y también agarró esa muñeca. Ajustó su agarre en mi brazo derecho retorcido y sujetó mis brazos contra el suelo, extendidos sobre mi cabeza.
“Es un comienzo”, me sonrió.
Al darme cuenta de la posición en la que él me tenía, sintiendo la presión de sus muslos contra mis caderas, su peso descansando parcialmente en la parte inferior mi cuerpo, debo haber perdido algunas neuronas. Mi proceso de pensamiento se detuvo por completo. No ayudó que lo primero que mi mente interpretó con ‘comienzo’ era que esta posición nos llevara a algo más.
“Si seguimos así, podrías ser una buena luchadora”, elaboró. “Cuando estábamos en el suelo, aquí, y te empujé hacia un lado, deberías haber seguido el impulso. Obtener un poco de distancia. Si lo hacías rápido, podrías incluso haber estado de pie antes que yo, lo que sería una buena posición para atacar.”
“Mmm”, fue la respuesta más coherente que pude lograr.
“¿Vas a dejarla levantarse o estás disfrutando demasiado de esto?”, Lisa le preguntó, desde donde estaba sentada en el sofá. Ella tenía los brazos cruzados, su barbilla sobre un cojín. Tenía las manos cruzadas frente a su boca, escondiendo lo que sospeché que era una sonrisa divertida.
Brian sonrió mientras se ponía de pie, “Lo siento, Taylor. ¿Quieres intentar una ronda, Lise?”
“No estoy vestida para eso, es muy temprano en el día, y no le negaría a Taylor su diversión”, dijo, sin levantar la cabeza. Cuando le di una mirada irritada, ella me guiñó un ojo.
Brian y yo nos pusimos de pie y nos miramos, entonces ambos titubeamos, quedándome justo fuera de su alcance.
“Me sorprende que ustedes dos estén en buen estado para esto”, comentó Lisa, “¿No les duelen las piernas de estar a los brincos anoche? Tú especialmente, Taylor. Fuiste a correr esta mañana, ¿y ahora estás entrenando?”
“Si mis rodillas pudieran hablar, estarían gritando de agonía”, le respondí. Levanté mi mano mientras Brian se movía para atacar mientras yo estaba distraída, y él retrocedió de nuevo. “Pero mantenerme activa hace que mi mente no se preocupe.”
“¿Todo está bien?”, Me preguntó Brian. Me encogí de hombros, miré a Lisa.
“Taylor se fue a casa”, explicó Lisa, “Tuvo una discusión con su padre, regresó aquí. Podría quedarse un tiempo, ¿sí?”
“Sí”, le hice eco.
“Lo siento”, simpatizó Brian.
“Yo también”, dije. Me acerqué más, tratando de provocarlo para que se moviera, pero él no cayo con eso. “Amo a mi papá. Realmente nunca tuve esa fase que otros tuvieron, donde me sentiría avergonzada de estar cerca de él, donde no nos entendíamos. Pensé que éramos más cercanos que eso, hasta anoche.”
“¿Las cosas van a estar bien?”
“Realmente no lo sé”, respondí. Cambiando de tema, admití, “Está bien, estoy atascada. Estoy parada aquí, frente a ti, y no sé qué puedo hacer para que no terminar golpeada o arrojada al suelo. Si avanzo, hay un millón de cosas que podrías hacer para patear mi trasero. ¿Qué harías, en mis zapatos?”
“¿Honestamente? Hmm,” se relajó un poco, “Buena pregunta. Supongo que iría por la cosa más cercana que pueda usar como arma.”
“Aparte de eso. No hay nada que pueda agarrar que sirva para pelear sin lastimarte de verdad.”
“Creo que haría lo que estás haciendo, espera a que el otro tipo haga un movimiento.”
“Bueno. Entonces muévete.”
Él lo hizo. Dio un paso más cerca, fingió dar una patada, luego se agachó para intentar patearme los pies. Podía manejar eso al menos – Salté un poco para evitar su pie mientras se movía debajo de mí. Aun así, él estaba un paso por delante de mí, poniéndose en pie con la pierna extendida y usando su hombro para poner mi culo en el suelo. Tomé su consejo de antes, usando el impulso, rodando hacia atrás para crear cierta distancia, pero él tenía la ventaja de tener ambos pies en el suelo. Dio media vuelta y me siguió, movió su rodilla hacia adelante y se detuvo a unos centímetros de mi cara.
“Estás aprendiendo”, dijo.
“Muy lentamente.”
“Estás aprendiendo”, subrayó, “escuchas lo que digo, lo tienes en cuenta y casi nunca tengo que recordarte algo dos veces.”
Él me ofreció su mano, y cuando estiré la mano para tomarla, él se agarró a mi brazo. Agarré el suyo, y él me ayudó a levantarme.
“Vengo con café y desayuno”, dijo Alec, “que cierto líder del equipo fue demasiado perezoso para traer.”
“Oh, vete a la mierda, Alec”, respondió Brian, sin ningún veneno en su voz. Soltó mi brazo para tomar un café. “Te traigo algo nueve días de cada diez, de camino a aquí.”
“Ese es tu impuesto por la inconveniencia de que vivas fuera del departamento”, respondió Alec, avanzando hacia el sofá y dándonos a Lisa y a mí nuestros cafés. Lisa tomó la bolsa de papel y sacó unos muffins, entregándome uno. Me senté en el sofá junto a ella.
“Entonces”, se dirigió Brian al grupo, mientras todos caminábamos hacia los sofás. “Creo que es importante sacar algunas cosas del camino, ahora que sabemos para quién estamos trabajando, por qué y nuestras posibilidades para el futuro.”
Perra se instaló en el otro sofá con sus perros brincando a su alrededor mientras levantaba los pies a su lado. Eso dejó a Brian sentado en el espacio vacío entre Alec y yo. Me sentí dolorosamente consciente de dónde su pantorrilla y su brazo tocaban mi pierna y mi hombro. Había estado corriendo y luchando, probablemente estaba sudorosa. ¿Tenía olor? ¿Le daría asco eso? No pude evitar sentirme cohibida, pero me habría llamado más la atención si hacia algo al respecto. Traté de enfocarme en la discusión en su lugar.
“En primer lugar, no creo que debamos votar por mayoría sobre esto que propuso Coil. En lo que a mí respecta, esto es demasiado importante, cambia demasiado las cosas, para que sigamos adelante si alguien va a estar descontento o molesto. Llegamos a un consenso o no lo hacemos.”
No fui la única en asentir en silencioso acuerdo.
“Segundo, Alec, tengo que preguntar sobre lo que dijo Coil. Identidad pasada, tu padre. ¿Es esto algo que va a regresar y arruinarnos el día?”
Alec suspiró y se apoyó contra el brazo del sofá con un giro de sus ojos, “¿No hay posibilidad de que podamos ignorar eso?”
“No lo sé, ¿podemos?”
“Mi padre dirige su propio grupo en Montreal. Trabajé para él al principio.”
“¿Quién es él?” Presionó Brian.
“Nikos Vasil. Heartbreaker.”
Mis cejas se elevaron por eso.
Lisa silbó, “Después de que Coil soltara ese detalle, hice una lista mental de posibilidades. Lo tenía reducido a cuatro. Heartbreaker era uno, las piezas encajaban, pero era tan difícil de creer.”
“Él es grande”, dijo Brian.
“No”, Alec negó con la cabeza, “Da miedo. Él es de interés periodístico. Pero él no es gran cosa.”
Heartbreaker era lo que conseguías cuando alguien tenía un poder como el de Gallant, la capacidad de manipular emociones, y absolutamente ninguna compunción sobre usarlo egoístamente. A diferencia de Gallant, Heartbreaker no necesitaba dispararte con ninguna explosión de energía para afectarte. Solo necesitaba estar cerca de ti, y los efectos eran a largo plazo o permanentes.
A pesar de los intentos de Alec de minimizar quién y qué era su padre, era difícil ignorar el hecho de que había crecido escuchando lo que este tipo había hecho en las noticias de la noche, que había encontrado menciones de él en línea desde que comencé a navegar la web buscando cosas sobre capas cuando era niña. Heartbreaker encontró mujeres hermosas, las hizo amarlo, realmente amarlo, y formó un grupo similar a un culto con ellas sirviéndole todo lo que quería en bandeja, cometiendo crímenes para ganar su favor. Lo adoraban hasta el punto que estaban dispuestas a morir por él. Por conclusión natural, sus métodos significaban que tenía muchos hijos. Alec incluido.
“Maldición”, murmuré. Le pregunté a Alec, “¿Creciste con ese tipo?”
Él se encogió de hombros, “Era normal para mí.”
“Quiero decir, ¿cómo fue? Ni siquiera puedo hacerme una idea. ¿Las mujeres fueron amables contigo? ¿Qué- Cómo es que funciona eso?”
“Las víctimas de mi padre solo tenían ojos para él”, dijo Alec, “así que no, no fueron amables ni conmigo ni con mis hermanos y hermanas.”
Detalles” , Lisa dijo, “Vamos. Habla.”
“No soy una persona comunicativa.”
“Habla o te pateo el culo”, amenazó.
“Lo mismo digo”, agregué.
Frunció el ceño brevemente, luego cruzó un pie sobre el otro sobre la mesa de café, sentándose más profundo en el sofá con su café descansando sobre la hebilla de su cinturón. “Teníamos todo lo que podíamos pedir, en lo que respecta al dinero y otras cosas. Las víctimas de papá se ocupaban de las tareas del hogar, por lo que lo único que los niños tenían que hacer era cuidar de los bebés algunas veces. No tuve que ir a la escuela, pero algunos de mis hermanos y hermanas lo hicieron solo para no estorbar a mi padre.”
“¿Por qué?” Pregunté, “¿O es una pregunta tonta?”
“Eh. Es difícil de explicar. Él nos cultivó, como un proyecto eugenésico, se desviaba kilómetros de su camino para recuperarnos si un miembro de su ‘familia’ le era arrebatado. Montaba una maldita cruzada si era necesario. Pero cuando estábamos cerca, casi no nos prestaba atención a los niños. Cuando prestaba atención, era para disciplinarnos o ponernos a prueba. La disciplina por lo general significaba obtener una dosis de terror paralizante por no escucharlo, insultarlo o incluso mirarlo a los ojos, a veces. Las pruebas sucedieron en nuestros cumpleaños o si había tenido un mal día... intentaba generar un evento detonante. No se supone que sea tan difícil, dado que éramos capas de segunda generación, obviamente, pero él comenzó cuando teníamos unos ocho años.”
“¿Cuántos años tenías? ¿Cuándo se presentaron tus poderes?” Pregunté, con voz baja, sintiendo una intensa compasión no solo por las víctimas de Heartbreaker, sino también por los niños en esa situación.
Fueran cuales fueran mis sentimientos, Alec logró parecer aburrido con el tema. “Difícil de decir. Como no fui a la escuela, y nadie realmente tenía registros, perdí la cuenta de los años. Diez u once, tal vez. Yo era su cuarto hijo en mostrar poderes, y había dieciocho o más de nosotros cuando me fui. La mayoría de ellos eran bebés, sin embargo.”
Lo que lo hacía a él, no a Grue, el que tenía más experiencia y antigüedad.
Alec se encogió de hombros, “Así que sí. Trabajé para él durante tres o cuatro años. Hicimos trabajos, aprendí el oficio familiar. Me llamé Hijack[1] al principio. Él comenzó a presionarme. Creo que tal vez estaba teniendo problemas para afectarme de la misma manera que antes de que mis poderes se activaran, por lo que compensó eso dándome ordenes todo el tiempo. Presionó mis límites, me hizo hacer cosas que eran peligrosas, cosas que fueron difíciles para mi conciencia. Quería que me rompiera, que le suplicará que se detuviera, para tener el poder de hacer que yo hiciera lo que él quería.”
“¿Y?”
“Y él me ordenó matar a este pandillero común de un grupo que intentaba sacarnos de su territorio. Cuando terminé, él me dijo que lo había hecho mal, que tenía que volver a hacerlo con un cautivo que habíamos tomado, y sabía que no importaba lo que hiciera, él me haría seguir haciéndolo. Solo otra forma de presionar mis límites. Me había convencido a mí mismo de que no me importaban las personas a las que estaba lastimando o este tipo al que acababa de matar, y tal vez no. Quizás todavía no. No sé. Pero tenía tan poco sentido.”
Se encogió de hombros, “No vi una verdadera razón para quedarme. Me fui. Cambié mi nombre, conseguí una nueva identificación y también cambié mi nombre de villano.”
Había matado a alguien por orden de su padre, lo que lo convertía en el segundo asesino del grupo. Armsmaster debe haber desenterrado ese detalle y haber sacado las conclusiones correctas después de conectar a Alec con su alter ego anterior.
“¿Cuándo sucedió esto? ¿Este asesinato?” Pregunté en con voz baja, “¿Qué edad tenías cuando mataste a ese tipo?”
“Hmm. Me había ausentado unos dos años antes de que el jefe se pusiera en contacto conmigo, que fue más o menos en esta época el año pasado, así que tres años. Tendría doce o trece años.
¿Era eso perdonable? Le habían obligado a hacerlo, había estado en circunstancias jodidas sin una verdadera brújula moral para seguir, siendo un niño. Por la forma en que lo describía, sin embargo, no me sentó bien. Asesinato a sangre fría.
“Dijiste que perseguía a sus hijos si se iban”, dijo Brian, “¿Eso sucederá aquí? ¿Si se da cuenta de que eres uno de los suyos?”
“No sé. Tal vez. Apuesto a que enviaría a uno de mis hermanos o hermanas para hablar conmigo, y me pediría que volviera antes de que él hiciera algo más. Si eso sucediera, probablemente me iría antes de que venga en persona.”
“O podríamos apoyarte”, señaló Brian.
“O eso”, estuvo de acuerdo Alec, aparentemente ajeno a la muestra de camaradería. “¿Algo más? ¿Alguna pregunta más para su servidor?”
“Docenas más”, le dije, “pero creo que tenemos que hablar del otro gran tema del día.”
“Sí”, estuvo de acuerdo Brian. “Estoy menos que encantado de que no hayas mencionado esto, tengo mis preocupaciones sobre la posibilidad de que un tipo como él pueda ir tras de ti, tras nosotros, pero no hay nada que podamos hacer al respecto por el momento. Centrémonos en asuntos más urgentes.”
Lisa levanto los pies junto a ella en el sofá, “¿Pensamientos sobre el trato? ¿Antes de votar?”
“Tiene sentido para mí”, respondió Alec. “Es algo que pensé que acabaría haciendo eventualmente, controlar un territorio, ser el jefe de un área, dejar que los verdes lleguen sin grandes esfuerzos.”
“Podría ser un gran esfuerzo”, le dije, “Dependiendo de qué tan secreto se las arregle para mantener esto, y qué tan exitoso sea. Si esto sale mal, significa que estamos en contra de las capas que el Protectorado decida arrojarnos. Podríamos terminar con los equipos de Boston y Nueva York viniendo a resolver el problema, si se corre la voz de lo que estamos haciendo.”
“Llámame optimista”, dijo Alec. “No creo que se ponga tan mal.”
“Taylor me recordó lo que dije sobre el robo al banco y lo que terminó sucediendo.” Esto dicho por Brian. “Hemos tenido éxito porque, en general, elegimos nuestras batallas, nos lanzamos a la ofensiva y tomamos por sorpresa a nuestros enemigos. En situaciones donde no lo hemos hecho, y estoy pensando específicamente en nuestra lucha con Bakuda, realmente tuvimos problemas. Ahí fue cuando nos acercamos más a la muerte. Considera que seremos los que estén a la defensiva si mantenemos este territorio y enfrentamos a todos los que se acercan.”
“Podemos encontrarle una solución”, Lisa respondió: “Planes, recopilación de información, ataques preventivos. Tengo la información interna, y no hay nada que le impida a Taylor usar sus bichos para vigilar el vecindario. Además, Coil no dijo que no podíamos contratar a otros parahumanos, solo que cualquiera que quisiera trabajar en Brockton Bay tenía que doblar la rodilla ante él. Entonces, teóricamente podríamos reclutar otros parahumanos, si es que lo necesitáramos, aumentar nuestras fuerzas.”
“Mi problema”, elegí mis palabras con cuidado, “Es que suena demasiado bueno para ser verdad. ¿Qué pasa si no funciona? ¿Qué pasa si terminamos miserables, o si él nos traiciona, o si él no es tan bueno en esto como él cree que será? ¿Nos vamos? ¿Podremos hacerlo?”
“Me escapé de mi padre”, dijo Alec. “¿Sería tan difícil dejar a Coil?”
No tuve una buena respuesta para eso. “Supongo que no sabemos lo suficiente sobre él o los recursos que tiene a su disposición para decir.”
“Tengo mis reservas”, dijo Brian, “pero me da la impresión de que Coil va a seguir adelante con esto, independientemente de si estamos dentro o no. Prefiero estar en esto que estar sentado al margen, viendo cómo sucede.”
“Sí”, estuve de acuerdo, “Creo que en este momento, lo que podemos ganar al decir ‘sí’, y tener razón, supera con creces lo que podemos perder.”
“Entonces, ¿quién está a favor del trato?”, Lisa nos preguntó.
Levanté mi mano. Alec, Brian y Lisa se unieron a mí levantando la suya. Eso dejó a la única persona que no había participado en la conversación sobre el trato de Coil como el único voto negativo. Perra pareció despreocupada mientras frotaba el hombro de Brutus.
“¿Qué pasa?” Brian le preguntó.
“No me gusta. No confío en él”, no levantó los ojos de Brutus.
Me incliné hacia delante, “No digo que estés equivocada al no confiar en él, ¿pero por qué?”
Angelica, el terrier de un ojo y una oreja, la acarició con la nariz, y Perra la rascó detrás de la oreja. Perra explicó: “Habla demasiado. La única razón por la que la gente habla como él es si están ocultando algo.”
“No creo que esté tapando nada”, dijo Lisa, “mi poder probablemente me daría una pista si estuviera escondiendo algo.”
“Voy con mi instinto, y mi instinto me dice que no. Además, las cosas están bien tal como están.”
“Pero podrían ser mejores”, dijo Alec.
“Tu opinión, no la mía. ¿Hemos terminado aquí? Dijiste que no aceptaríamos el trato a menos que todos estuvieran de acuerdo con él, y yo no lo estoy.”
Brian frunció el ceño, “Espera. Supuse que discutiríamos esto, nos escucharíamos el uno al otro.”
“Nada de qué hablar”, Perra se puso de pie y silbó dos veces. Sus perros saltaron del sofá para seguirla. “Me voy a trabajar.”
“Vamos”, dijo Brian, “No-”
Lisa lo detuvo, “Esperemos, entonces. Dijo que teníamos una semana, que podemos permitirnos esperar uno o dos días. Perra, ve a hacer lo tuyo, quítalo del camino. Pero tal vez trata de estar más abierta a la negociación y la discusión cuando surja nuevamente.”
Las cejas de Perra se unieron en una mirada, no dirigida a nadie en particular. Volvió su atención a recoger las cosas que necesitaba: bolsas de plástico, algunas barras energéticas, correas y una mochila con una vara de plástico azul brillante que sobresalía de un hueco en la cremallera.
“Oye”, dije, “¿Puedo ir contigo?”
Me había dicho a mí misma que quería conectarme con estos tipos, y eso no iba a suceder si simplemente me relajaba y participaba solo cuando me invitaban. Tenía que hacer el esfuerzo. Dado a lo que estaba renunciando al estar aquí, pensé que me lo debía a mí misma.
Perra, sin embargo, no quedó impresionado. La mirada que me dio podría haber enviado a un pequeño animal huyendo por su vida.
“Vete a la mierda”, escupió las palabras.
“Oye. ¿Qué?” Estaba aturdida.
“Quieres venir y molestarme para que cambie de opinión. Bueno, vete a la mierda. No vas a entrar en mi espacio, metiéndote en mis asuntos, para obligarme a hacer o decir algo que no quiero hacer.”
Comencé a levantar las manos, en un gesto de apaciguamiento, pero me detuve. Perra tenía un estándar diferente para manejar situaciones sociales. Ella no entendía cosas como el tono, el énfasis, el sarcasmo, y el precedente la había llevado a asumir el sarcasmo y la agresión de cualquier declaración. Y no solo era con declaraciones, tenía la sospecha de que el gesto de levantar las manos podía verse como agresivo, o algo así como un animal que intenta hacerse ver más grande, intimidante.
Tuve que comunicarme con ella de una manera que dejaba el menor espacio para interpretaciones erróneas.
“Vas a encargarte de los perros rescatados, ¿verdad? ¿Eso es lo que haces cuando sales? ¿Tu ‘trabajo’?”
“No es asunto tuyo.”
“Coil dijo que estás sobrecargada. Te ofrezco un par de manos extra, para que puedas darle a los perros más de la atención que necesitan.”
“Pura mierda.”
“Basta”, Brian comenzó a levantarse, “Tienes que calmarte-”
Puse mi mano sobre su hombro y lo empujé hacia abajo. “Estoy bien. Rachel, voy a hacerte un trato.”
Sus ojos se entrecerraron.
“Pienso que mi último trato fue bastante justo, ¿Podrías escuchar este?”
“Bien.”
“Déjame acompañarte. Ayudaré donde pueda, quizás hablemos, pero no hablaremos de Coil, a menos que lo menciones. A cambio, si lo menciono, o si trato de manipularte de una forma u otra, puedes darme un golpe libre de consecuencias.”
“Un golpe sin consecuencias.”
“Un golpe, como quieras, donde quieras pegarme. Sé que Brian dijo algo acerca de que no haya repeticiones del día en que nos conocimos, nada de peleas dentro del grupo o lo que fuera, pero esto sería una excepción. Totalmente permitido.” Eché un vistazo a Brian, que solo me miró con preocupación y meneó la cabeza con fuerza.
“Nah”, Perra respondió, “Me molestarás de alguna otra manera.”
Impulsivamente, le dije: “Entonces, ¿qué tal esto? Si terminamos, volvemos aquí, y resulta que arruiné tu día, obtienes ese tiro libre.
Ella me miró por un momento. “Así que solo tengo que aguantarte por unas horas, ¿y luego puedo tirarte los dientes?”
“No”, dijo Brian, levantando la voz.
“Sí”, le dije, dándole a Brian una mirada penetrante. “Si menciono la reunión antes que tú, o si te molesto.”
Ella me miró, “Lo que sea. Si estás ansioso por ser golpeada, es tu funeral.” Ella se quitó la mochila y me la arrojó. La atrapé con ambos brazos. Más pesada de lo que parecía.
Mientras me apresuraba para ponerme las zapatillas, Alec me susurró: “Estás loca.”
Tal vez. Probablemente. Pero no podía pensar en una mejor manera de acercarme a Perra.
Esperaba que esto no fuera algo de lo que me arrepintiera.
[1] Hijack: Secuestrar o tomar el control de un vehículo o una señal.
submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.16 00:44 master_x_2k Colmena III

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

Colmena III

Hubo un largo chirrido de retroalimentación, seguido del sonido apenas audible de un hombre aclarándose la garganta.
“Atención compradores. Tenga en cuenta que las tiendas cerrarán a las cinco y media esta tarde, en cooperación con el toque de queda de toda la ciudad. Asegúrese de cooperar con las autoridades en las entradas y salidas del centro comercial Weymouth y regrese a sus hogares antes de las seis en punto. Gracias.”
La multitud de personas que habían detenido en la conversación y paseo para escuchar el anuncio comenzó a moverse y hablar nuevamente, como si alguien hubiera detenido un video y hubiera presionado el botón Reproducir para que las cosas comenzaran una vez más.
Miré a mi papá, “¿Deberíamos irnos? ¿Ganarle al tráfico de último minuto?”
“Por supuesto. Si no hay nada más que necesites.”
Regresaría a la escuela mañana, y mi padre tal vez había sentido lo estresada que estaba, porque se ofreció a llevarme de compras. Se sintió un poco redundante después de haber estado con Lisa y los chicos hace una semana, pero me dio la oportunidad de recoger algunos elementos esenciales y pasar un momento de calidad con mi padre.
En las bolsas que sostenía mi padre, tenía una mochila nueva, algunos cuadernos, bolígrafos, media docena de libros y un par de zapatillas nuevas. El tipo de cosas que no habría comprado con Lisa, porque eran tan aburridas, como los cuadernos, o porque eran el tipo de cosas que siempre me tomaba una eternidad en decidirme, como los libros y los zapatos.
En general, el viaje al centro comercial fue un gesto agradable, y de alguna manera significó más para mí que Lisa cubriéndome con ropa de unos cientos de dólares. Tal vez porque era algo para .
Nos dirigimos a la salida, y tuve que contener un gruñido. Aún faltaban más de media hora para que se cerraran las puertas, pero a la salida había un tumulto de cuerpos. Tal vez la mitad estaba tratando de irse, pero la otra mitad estaba boquiabierta.
Tanto dentro como fuera de las puertas de vidrio de la entrada del centro comercial, había soldados. Sus pistolas estaban enfundadas, pero parecían bastante intimidantes de todos modos. En medio de los soldados había dos capas; Battery y Shadow Stalker. Sabía que los miembros del Protectorado, los Custodios y varios voluntarios estaban estacionados en lugares donde había grupos de personas, especialmente en áreas dentro y alrededor del territorio de ABB. Los Custodios, supuse, eran demasiado jóvenes para manejar un solo lugar por sí solos, que era probablemente la razón por la cual Shadow Stalker estaba en un rol de 'compañera' aquí.
Había tenido mucho tiempo para ver las noticias ya que estaba en reposo en cama. Bakuda estaba haciendo honor a lo que ella había estado diciendo sobre maximizar el miedo y el pánico combinando la imprevisibilidad con la certeza sombría. Todos los días, hubo informes de que entre una y cinco bombas explotaban, y aunque cada una de ellas probablemente era una ventaja para el ABB de alguna manera, no había forma de saber qué golpearía a continuación o por qué. Un artículo en línea había conjeturado que a medida que la presencia militar y de superhéroes obligaba a el ABB contra una esquina, los ataques solo aumentarían. Las escuelas, los centros comerciales y los edificios de oficinas eran objetivos potenciales. Justificación suficiente para una presencia armada aquí en el centro comercial.
Lo bueno fue que el centro comercial había organizado grandes ventas en prácticamente todas las tiendas para mantener el negocio en marcha. Quizás no sea la cosa más brillante o más lógica, pero demasiadas empresas y empleados vivían con lo que ganaban día a día por aquí.
Entrar había sido como pasar por la seguridad del aeropuerto, nuestras bolsas fueron revisadas y mostramos una identificación. Nada muy malo. Había sido solo Manpower de New Wave parado cuando llegamos, y no había mucha gente. Esto era algo más, dos heroínas atractivas y peligrosas, ambas con cierta controversia a su alrededor. Por mucho que pudiera entender por qué los héroes estaban aquí, podría decir que estaban reduciendo la velocidad de las cosas, ya que los curiosos se interponían en el camino de las personas que realmente se estaban yendo. La mitad de la presencia militar que estaba dentro del centro comercial estaba ocupada trabajando para mantener a la multitud alejada de las puertas y de los dos héroes e intentando organizar a la gente en líneas.
El progreso a través de la línea fue lento, pero lo admito, fue interesante poder ver a Shadow Stalker y Battery haciendo su trabajo desde una perspectiva segura.
Battery era un miembro del Protectorado. Cuando comencé en la secundaria, ella había sido la líder de los Custodios por un breve tiempo, y pronto se había graduado al Protectorado. Podía suponer que ella tenía veintidós o más ahora, si alteraron la fecha de graduación o algo así para que sea más difícil adivinar la edad real de la heroína. Su poder se cargaba mientras se mantenía quieta y concentrada, con cada segundo que pasaba cargando otorgándole unos pocos segundos de velocidad enormemente mejorada, algo de fuerza extra y algunos poderes electromagnéticos. Su traje era blanco y gris oscuro, con líneas azul cobalto que lo trazaban como se puede ver en una placa de circuito. Las preguntas sobre si su compañero de equipo Assault era su novio o su hermano se habían topado con respuestas evasivas, lo que llevó a que una pequeña fracción de los fanáticos de superhéroes locales a suponer que él era ambos. Cada vez que ella hacía algo en público, podías confiar en que los tableros de mensajes en línea explotarían con especulaciones y teorías.
Ese drama al estilo de la telenovela / paparazzi nunca me llamó la atención. Ignorando la vaga posibilidad de que tal vez hubiera algo de verdad en lo que decían, pensaba que ella era la clase de héroe que podía admirar. Era agradable, trabajaba duro, y en esas situaciones inevitables en las que se encontraba en la televisión con un imbécil tratando de molestarla, manejaba las cosas bastante bien.
Battery se inclinó para poner su mano sobre la oreja de Shadow Stalker y susurrarle algo. Shadow Stalker asintió y luego se volvió para atravesar la puerta de cristal y decir algo a los soldados apostados afuera. Literalmente atravesó de la puerta. Mientras lo hacía, se puso un poco humeante, como si estuviera hecha de arena y no de algo sólido. No me pareció constructivo. En sus zapatos, creo que me habría comportado como de costumbre, sin darles más razones para mirar. Habría usado una puerta normalmente.
Tal vez era parcial. Sentí que no me gustaba o la odiaba por principio, ya que ella era la autoproclamada némesis de Grue. Lisa y Alec explicaron que Shadow Stalker era un vigilante[1] que accedió a unirse a los Custodios en lugar de ir a la cárcel, después de ir demasiado lejos en la búsqueda de la justicia. Se suponía que debía estar usando armas no letales, pero no lo hacia.
Las capas siempre parecían mucho más grande e impresionante en las noticias. Una vez que mirabas más allá de la capucha y capa de camuflaje urbano gris oscuro, y el metal pintado de negro de su máscara, Shadow Stalker seguía siendo una adolescente. Solo aproximadamente tan alta como yo. Battery era solo cinco centímetros más alta que Shadow Stalker o yo, lo que significaba que aún era más baja que la mayoría de los hombres de la multitud. Ahora que había estado involucrada en cosas de capa, sentía que podía mirar más allá del disfraz de una manera que la mayoría no veía. Se veían normales, más o menos.
“Alan”, mi padre habló, “Ha pasado mucho tiempo.”
Me volví para mirar. Debería haberme sorprendida, o conmocionada, pero cuando me di cuenta de con quién nos habíamos topado, me sentí demasiado desganada.
“Es bueno verte, Danny. He querido entrar en contacto.”
“No es un problema, no es un problema”, mi padre se rió fácilmente. Estrechó la mano del hombre de mejillas rojas y pelirrojo. Alan Barnes. “En estos días, podemos considerar algo bueno el estar ocupados. ¿Tu hija está aquí?”
Alan miró a su alrededor, “Tenía sed, así que estoy manteniendo nuestro lugar en la fila mientras ella... ah, aquí está.”
Emma se unió a nosotros, una Sprite dietética en una mano. Ella pareció momentáneamente sorprendida al verme. Luego sonrió, “Hola Taylor.”
No respondí. Hubo unos momentos de silencio incómodo.
“Tenemos que volver a contactarnos, Danny”, el papá de Emma sonrió, “Tal vez podrías venir para una barbacoa alguna vez. Cuando esté un poco más cálido, el clima será perfecto para ello.”
“Me gustaría eso”, estuvo de acuerdo mi papá.
“¿Cómo está el trabajo?”
“Mejor y peor. Hay trabajo para los trabajadores portuarios, con tareas de limpieza y reconstrucción, así que está bien.”
“¿Y tus proyectos? ¿El ferry?”
“Me he resignado a esperar unos meses más antes de volver a hacer ruido. Las elecciones municipales son este próximo verano, y habrá elecciones para el consejo de la ciudad este otoño. Espero ver algunas caras nuevas, personas que no descarten algunos esfuerzos de reactivación como opciones.”
“Te deseo suerte, entonces. Sabes que mi empresa está allí si nos necesitas.”
“Lo aprecio.”
Emma desvió su atención de mirar distraídamente a las heroínas y al ejército trabajando a la conversación de nuestros padres. Mi papá la vio mirando hacia él y decidió incluirla en la conversación.
“Así que. ¿Emma todavía está modelando?”
“¡Así es!” Alan sonrió orgulloso, “Y lo está haciendo bastante bien, pero esa no es la razón por la que estamos aquí hoy. Solo estuvimos aquí por las ofertas”, Alan se rió un poco, “Mi hija no me permitió relajarme en cuanto oyó hablar de eso.”
“Ah. Nosotros también. De compras, quiero decir. Taylor fue atrapada al borde de una de las explosiones, cerca de cuando comenzó todo este espectáculo”, respondió mi padre, “Ha estado en casa por una semana recuperándose. Pensé que iríamos de compras antes de que ella volviera a estar al corriente de las cosas.”
“¿No hay nada serio en cuanto a lesiones? Espero”, Preguntó Alan.
“Estoy en una sola pieza”, le respondí, sin quitar los ojos de Emma.
“Eso es bueno. Dios mío, eres la tercera persona que conozco que ha sido afectada por esta anarquía. Uno de mis socios está recuperándose de la cirugía. Una explosión cristalizó su brazo, lo convirtió en vidrio. Terrible.” Alan le dijo a mi padre: “¿Cuándo termina esto?”
Mientras nuestros papás hablaban, Emma y yo nos mirábamos la una a la otras.
Entonces Emma sonrió. Era una mirada que había visto tantas veces en los últimos años.Era la sonrisa que me había recibido cuando volví a la escuela desde el hospital, en enero, esa mirada que me hizo saber que no había terminado. La misma expresión que tenía cuando me estaba mirando, cubierta de jugo y cola en el cubículo del baño de la escuela. La que ella tenía usando cuando salí de las duchas para encontrar mi ropa metida en los inodoros, tanto mi ropa de gimnasia como las normales.
La misma sonrisa que había tenido antes de que ella me recordara cómo mi madre había muerto, frente a todos.
El sonido del impacto fue como un chorro de agua en mi cara. Sentí una punzada de dolor por la hendidura que uno de los perros de Perra había hecho en mi brazo, cuando la conocí. Aún seguía dolorida.
Emma se cayó, chocando con su padre, quien dejó caer las bolsas que sostenía. Hubo suspiros de la multitud que nos rodeaba.
“¡Taylor!” Mi padre gritó, horrorizado.
Mi mano estaba ardiendo. Extendida frente a mí, como si fuera a estrechar la mano de alguien. Me llevó unos segundos conectar los puntos. ¿La había golpeado?
Emma me miró, con los ojos muy abiertos, la boca abierta, una mano al lado de su rostro. Estaba tan sorprendida de lo que había hecho como ella. No es que me sintiera mal. Una gran parte de mí quería reírse en su cara. ¿No estabas esperando eso? ¿Calculaste mal cómo reaccionaría?
Las manos me tomaron con un agarre de hierro y me hicieron girar. Shadow Stalker. Ella se interpuso entre Emma y yo. Ojos marrones oscuros me fulminaron con la mirada desde detrás de su máscara.
“¡¿Por qué fue eso?!” Alan protestó, “¡Emma ni siquiera dijo nada!”
“Lo siento mucho”, mi padre se apresuró a explicarle a la superheroína y al padre de Emma: “Todavía se está recuperando de una conmoción cerebral, ha afectado su estado de ánimo. No esperaba nada tan extremo.”
Shadow Stalker lo regañó, “Este no es el momento ni el lugar para las discusiones. Si tu hija está así de... mal, esa es tu responsabilidad.”
Me dio ganas de reír. Parte de eso era estar eufórica por hacer algo para vengarme de Emma. La otra parte era que todo este escenario era tan ridículamente al revés. Shadow Stalker no era realmente nada especial. Ella era solo una adolescente, dando disciplinando a mi padre, un adulto. La multitud que estaba observando estaba viendo a Emma como la víctima, a mí como el malo. Pero si te removieras el traje, si todos supieran la historia real, todo esto se juzgaría de manera diferente. Emma sería la mala persona, y mi padre no sería tan conciliador con esta chica que lo regañaba.
Tuve la presencia de la mente para no reírme en voz alta. Tal vez fue la adrenalina, el alivio que fluyó de lo que acababa de hacer. Tal vez fue la conmoción cerebral, de nuevo, pero encontré la convicción de hacer otra cosa.
Señalé a Emma, ​​volví a mi padre, “¿Quieres saber por qué la golpeé?”
Shadow Stalker puso una mano en un lado de mi cara, me obligó a mirarla, impidiéndome hablar en el proceso. “No. Estoy deteniendo esto aquí mismo. Sin argumentos, sin excusas sobre por qué acabas de agredir a alguien. Estamos separando esto ahora. Date vuelta.”
“¿Qué?” Me reí a medias, incrédulo, “¿Por qué?”
“Taylor”, dijo mi padre, pareciendo agotado, “Haz lo que ella dice.”
Realmente no importaba, porque ella me obligó a darme la vuelta de todos modos, torciendo mi brazo hasta que lo hice, luego tirando de mis brazos detrás de mi espalda.
“Por favor, señorita”, dijo mi papá, “Esto no es necesario.”
Shadow Stalker ató mis muñecas con lo que supuse que era una muñequera de plástico. Demasiado apretado. Luego se volvió hacia mi padre y su voz se calló. “Mira a esta multitud. Estas personas. Están asustados. ¿Un lugar como este, con este pánico, temor y preocupación tan reprimidos, esta gente tan cerca? No me importa si tu hija es una idiota o simplemente está enferma. Ella ha demostrado ser volátil en una situación que es un barril de pólvora. Es peligroso y estúpido tenerla aquí. Puede cortarle las esposas plasticas cuando este lejos de alguien a quien pudiera lastimar.”
“No soy peligrosa”, protesté.
“No me parecío así a mí.” Shadow Stalker negó con la cabeza y me dio un empujón hacia la salida, “vete a casa y sé agradecida de que tu papá no tenga que pagar fianza para que duermas en tu propia habitación esta noche.”
Mi padre sostenía sus bolsas con una mano para que él pudiera ayudar a guiarme hacia la puerta. Miró por encima del hombro a Alan, “Lo siento mucho. Es la conmoción cerebral.”
Alan asintió, compasivo. Sus rubicundas mejillas estaban rojas por la atención que nuestra escena había dibujado, “Lo sé. Está bien. Solo... tal vez debería quedarse en casa por un poco más de tiempo.”
Mi padre asintió, avergonzado. Me sentí mal por eso. Me sentí peor al ser llevada como un criminal, mientras que Shadow Stalker le tendió una mano a Emma para ayudarla a levantarse. Emma estaba radiante, sonriendo con una de las sonrisas más amplias que le había visto dar, a pesar de la marca roja en un lado de su rostro. Sonriendo tanto por cómo resultaron las cosas, imaginé, como por tener la oportunidad de hablar con la superheroína preocupada.
Nos dirigimos al auto, lejos de la multitud, los soldados y Emma. Me quedé de pie junto a la puerta abierta del acompañante durante dos minutos antes de que mi padre recogiera un cortaúñas para cortar las esposas plásticas.
“No estoy enojado”, me dijo, en voz baja, después de que nos hubiésemos acomodado, mientras encendía el automóvil y nos sacaba del estacionamiento.
“Bueno.”
“Es perfectamente comprensible. Estas emocionalmente sensible, después de ser golpeada por la explosión, y ella te recuerda lo que está sucediendo en la escuela.”
“Más de lo que sabes”, murmuré.
“¿Hm?”
Me miré las manos, me froté las muñecas donde la cinta de plástico las había cortado.
Si no se lo decía ahora, no creo que lo haga nunca.
“Es ella. Emma.”
“¿Oh? ¿Qué?” Él sonaba confundido.
No tenía la fuerza para aclarar las cosas. Solo le dejé pensarlo.
Después de una larga pausa, él solo dijo: “Oh.”
“Desde el principio. Ella y sus amigos”, agregué innecesariamente.
Las lágrimas brotaron, inesperadas. Ni siquiera me había dado cuenta de que tenía ganas de llorar. Levanté mis gafas para frotarlas, pero salieron más.
“Estúpida lesión en la cabeza”, murmuré, “cambios de humor estúpidos. Se supone que debo estar mejor ahora.”
Mi papá negó con la cabeza, “Taylor, pequeña, no creo que sea la única razón.”
Él se detuvo.
“¿Qué estás haciendo?” Pregunté, limpiándome ineficazmente la mejilla, “Tenemos que llegar a casa antes del toque de queda.”
Se desabrochó el cinturón de seguridad y me abrazó, mi rostro contra su hombro. Mi aliento se detuvo con un sollozo.
“Está bien”, me aseguró.
“Pero-”
“Tenemos tiempo. Tómate el tiempo que necesites.”
[1] El termino vigilante se refiere a los héroes que actúan fuera de la ley, o al menos mas fuera de la ley que lo que se acepta en el mundo. Osea que lastima de más, mutila o hasta mata.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.03.17 15:41 master_x_2k Gestación 1

Con permiso de Hidet, el traductor original, voy a subir los primeros capitulos

Indice > Capitulo Siguiente

________________________Gestación 1________________________

Breve nota del autor: Esta historia no está pensada para lectores jóvenes o sensibles.
La clase terminaba en cinco minutos y lo único que podía pensar era, una hora es demasiado tiempo para comer.
Desde el principio del semestre, había estado esperando con ganas a la parte de la clase de Mr. Gladly de Asuntos Globales en la que empezaríamos a hablar de capas. Ahora que al fin había llegado, no podía centrarme. Me removí, mi bolígrafo moviéndose de mano a mano, golpeando la mesa o dibujando una figura en la esquina de la pagina donde se uniría a otros garabatos. Mis ojos estaban también inquietos, volando del reloj encima de la puerta a Mr. Gladly y de vuelta al reloj. No estaba captando bastante de su lección como para enterarme de nada. Doce menos veinte, cinco minutos hasta que terminase la clase.
Él estaba animado, claramente interesado en el tema del que estaba hablando, y por una vez, la clase estaba escuchando. Era el tipo de profesor que intenta ser amigo de sus alumnos, el tipo que se hace llamar Mr. G. en vez de Mr. Gladly. Le gustaba acabar la clase antes de lo habitual y hablar con los chicos populares, mandaba muchos trabajos en grupo para que otros pudieran estar con sus amigos en clase, y nos hacia hacer trabajos “divertidos” como juicios de pega.
Me parecía uno de los chicos populares que se había convertido en un profesor. Probablemente pensaba que era el favorito de todos. Me preguntaba como reaccionaria si oyera mi opinión al respecto. ¿Rompería la imagen que tenia de si mismo o lo pasaría por alto como una anomalía de la chica triste que nunca hablaba en clase?
Eché un vistazo por encima de mi hombro. Madison Clements se sentaba dos filas a mi izquierda y dos asientos más atrás. Me vio mirando y sonrió, estrechando sus ojos, y baje la mirada al cuaderno. Intenté ignorar el feo y amargo sentimiento formándose en mi estomago. Miré al reloj. Once cuarenta y tres.
“Vamos a dejarlo aquí” dijo Mr. Gladly. “Lo siento chicos, pero hay deberes para el fin de semana. Pensad en los capas y como han impactado el mundo a vuestro alrededor. Haced una lista si queréis, pero no es obligatorio. El lunes nos separaremos en grupos de cuatro y veremos que grupo tiene la mejor lista. Le compraré al grupo ganador golosinas de la maquina expendedora” Hubo algunos aplausos, seguidos por la clase disolviéndose en un caos ruidoso. La sala estaba llena de sonidos de archivadores cerrándose, libros de texto y cuadernos siendo cerrados de golpe, sillas arañando baldosas baratas y el sordo rugido de conversación emergente. Un grupo de los miembros más sociales de la clase se reunieron alrededor de Mr. Gladly para hablar.
¿Yo? Yo solo guardé mis libros y me mantuve callada. No había escrito casi nada de apuntes. Había grupos de garabatos extendiéndose por la pagina y números en los margenes donde había contado los minutos hasta la comida como si llevase la cuenta del temporizador de una bomba.
Madison estaba hablando con sus amigas. Era popular, pero no guapa como las chicas populares estereotípicas de la televisión . En vez de eso ella era “adorable”. Exageraba esa imagen con extensiones azul cielo en su pelo marrón a la altura del hombro y una actitud mona. Madison llevaba un top sin tirantes y una falda vaquera, lo que me parecía una absoluta estupidez dado que aun era lo bastante pronto en la primavera como para que pudiésemos ver nuestro aliento por las mañanas.
No estaba exactamente en una posición para criticarla. Le gustaba a los chicos y tenia amigos, mientras que lo mismo no se podía decir de mi. La única característica femenina que tenia a mi favor era mi pelo oscuro rizado, que me había dejado largo. La ropa que llevaba no enseñaba piel, y no me llenaba de colores brillantes como un pájaro presumiendo de su plumaje.
Ella les gustaba a los chicos, creo, porque era atractiva sin ser intimidante.
Si supieran.
La campana sonó con un cadencioso ding-dong, y fui la primera en salir. No corrí, pero me moví a un ritmo decente mientras me dirigía por las escaleras al tercer piso e iba al baño de chicas.
Había media docena de chicas ya allí, lo que significaba que tenía que esperar a que quedara libre un cubículo. Vigile nerviosa la puerta del baño, notando que mi corazón se encogía cada vez que alguien entraba.
Tan pronto como hubo un cubículo libre entré y eché el pestillo. Me apoyé contra el muro y exhalé lentamente. No era exactamente un suspiro de alivio. Alivio implica que te sientes mejor. No me sentiría mejor hasta que llegase a casa. No, solo me sentía menos inquieta.
Pasaron quizás cinco minutos hasta que paró el ruido de otras chicas en el baño. Un vistazo por debajo de los tabiques me demostró que no había nadie más en los otros cubículos. Me senté en la tapa del retrete y cogí mi bolsa de comida para empezar a comer.
La comida en el retrete era rutinaria entonces. Cada día de instituto terminaba mi bolsa de comida y después hacia ejercicios o leía un libro hasta que la hora de comer había terminado. El único libro en mi bolsa que aun no había leído se llamaba “Triunvirato”, una biografía de los tres miembros principales del Protectorado. Estaba pensando en dedicar tanto tiempo como pudiera en el trabajo de Mr. Gladly antes de leer, porque no me estaba gustando el libro. Las biografías no eran lo mio, y especialmente no eran lo mio cuando sospechaba que era todo inventado.
Cual fuese mi plan, no tuve oportunidad de terminar mi wrap de pita. La puerta del baño se abrió de golpe. Me quedé congelada. No quería mover la bolsa y darle una pista a nadie sobre qué estaba haciendo, así que me quedé quieta y escuché.
No podía distinguir las voces. El ruido de la conversación fue ahogado por risas y el sonido de agua de los grifos. Alguien llamó a la puerta, sobresaltándome. Lo ignoré, pero la persona al otro lado volvió a llamar.
“Ocupado”, dije vacilante
“Oh dios mio, ¡es Taylor!” exclamó una de las chicas de fuera excitada, y después, respondiendo a algo que otra chica susurro, apenas la oí responder “¡Si, hacedlo!”
Me levanté de un salto, dejando caer al suelo de baldosas la bolsa con el ultimo bocado de mi comida. Lanzándome hacía la puerta, quité el cerrojo y empujé. La puerta no se movió. Hubo ruidos en los cubículos a ambos lados del mio, y luego un sonido encima de mi. Mire hacia arriba para ver que era, solo para ser rociada en la cara. Mis ojos empezaron a arder, y quede momentáneamente cegada por un fluido que enturbiaba mis gafas y hacía que me escocieran los ojos. Pude notar su sabor mientras caía en mi nariz y mi boca. Zumo de arándanos.
No pararon ahí. Conseguí quitarme las gafas justo a tiempo de ver a Madison y a Sophia inclinarse sobre la parte superior del cubículo, cada una con botellas de platico listas. Me agaché con las manos escudando mi cabeza justo antes de que vaciaran los contenidos sobre mi.
Resbaló por detrás de mi cuello, empapó mi ropa y mi pelo. Empujé la puerta otra vez, pero la chica al otro lado estaba sujeta contra ella con su cuerpo.
Si las chicas derramando zumo y refresco encima de mi eran Madison y Sophia, eso significaba que la chica al otro lado de la puerta era Emma, líder del trío. Notando una explosión de ira al darme cuenta, cargué contra la puerta, todo el peso de mi cuerpo golpeándose contra ella. No sirvió para nada, y mis zapatos perdieron tracción en el suelo lleno de zumo. Caí de rodillas en el charco de zumo.
Botellas de plástico vacías con etiquetas de zumos de uvas y de arándanos cayeron al suelo a mi alrededor. Una botella de refresco de naranja rebotó en mi hombro para caer en el charco antes de rodar bajo el tabique. El olor de bebidas afrutadas y refrescos era enfermizamente dulce.
La puerta se abrió de golpe y lancé una mirada penetrante a las tres chicas. Madison, Sophia y Emma. Mientras que Madison era mona, una flor tardía, Sophia y Emma eran el tipo de chicas que encajaban en la imagen de “reina del baile”. Sophia tenia la piel oscura, con un tipo delgado y atlético que había desarrollado como corredora en el equipo del instituto. La pelirroja Emma, por otro lado, tenia todas las curvas que querían los chicos. Era lo bastante guapa como para conseguir trabajos ocasionales como modelo amateur para los catálogos que sacaban las tiendas y centros comerciales locales. Las tres estaban riéndose como si fuera la cosa más graciosa del mundo, pero los sonidos de su diversión apenas se registraron en mi cabeza. Mi atención estaba en el ligero rugido de la sangre bombeando en mis orejas y un urgente, amenazador “sonido” que no se volvería menos ruidoso o menos persistente si me tapaba los oídos. Podía notar gotas corriendo por mis brazos y mi espalda, aun fríos de las maquinas expendedoras refrigeradas.
No confiaba en decir nada que no les diera más munición para meterse conmigo, así que me quede callada.
Cuidadosamente, me puse de pie y les di la espalda para coger mi mochila de encima del retrete. Verla me hizo pararme. Había sido verde caqui, antes, pero ahora manchas morado oscuro la cubrían, la mayoría de los contenidos de una botella de zumo de uva. Echándomela sobre los hombros me di la vuelta. Las chicas ya no estaban allí. Oí la puerta del baño cerrarse de golpe, cortando los sonidos de su diversión, dejándome sola en el baño, empapada.
Me acerqué al lavabo y me mire en el arañado y sucio espejo que estaba anclado encima. Había heredado una boca amplia, expresiva y de labios finos de mi madre, pero mis ojos grandes y mi figura desgarbada hacían que me pareciera mucho más a mi padre. Mi oscuro pelo estaba lo bastante empapado como para pegarse a mi cabeza, cuello y hombros. Llevaba una sudadera marrón sobre mi camiseta verde, pero manchurrones marrones, rojos y naranjas recorrían ambas. Mis gafas estaban perladas con con las gotas multicolor de zumo y refresco. Una gota corrió por mi nariz y cayó de la punta para aterrizar en el lavabo.
Usando un trozo de papel del dispensador, limpié mis gafas y me las puse otra vez.
Las manchas que quedaron hicieron que fuera igual de difícil o más ver de lo que había sido.
Respira hondo, Taylor, me dije a mi misma
Me quité las gafas para limpiarlas de nuevo con un papel mojado, y descubrí que las manchas seguían ahí.
Un inarticulado grito de furia y frustración escapó de mis labios, y le di una patada al cubo de plástico que había debajo del lavabo, lanzando el cepillo para retretes que había dentro volando contra la pared. Como eso no fue suficiente, me descolgué la mochila y usé las dos manos para lanzarla. Ya no usaba mi taquilla: Ciertos individuos la habían vandalizado o abierto en cuatro ocasiones diferentes. Mi mochila pesaba, cargada con todo lo que había anticipado que necesitaría para las clases de hoy. Crujió audiblemente con el impacto.
“¡¿Que coño?!” Le grité a nadie en particular, mi voz haciendo eco en el baño. Había lagrimas en los bordes de mis ojos.
“¡¿Que coño se supone que tengo que hacer?!” Quería pegarle a algo, romper algo. Para tomar represalias contra la injusticia del mundo. Casi golpeé el espejo, pero me contuve. Era algo tan pequeño que parecía que me haría sentir aun más insignificante en vez de desahogar mi frustración.
Llevaba soportando esto desde el primer día de instituto, hace año y medio. El baño había sido lo más parecido que podía encontrar a a un refugio. Había sido solitario e indigno, pero era un lugar al que podía huir, un lugar donde estaba fuera de su alcance. Ahora no tenia ni siquiera eso.
Ni siquiera sabia que se suponía que tenia que hacer para las clases de la tarde. Hoy había que entregar nuestro proyecto de arte, y no podía ir a clase así. Sophia estaría allí, y podía imaginar su presumida sonrisa de satisfacción cuando apareciera con pinta de haber intentado teñir toda mi ropa.
Además, acaba de lanzar mi mochila contra el muro y dudo que mi proyecto aun estuviera entero.
El zumbido al borde de mi conciencia estaba poniéndose peor. Mis manos temblaron mientras me doblaba y agarraba al borde del lavabo, respiraba larga y profundamente y dejaba que mis defensas cayeran. Durante tres meses, me había contenido. ¿Ahora mismo? Ya no me importaba. Cerré los ojos y note el zumbido cristalizar en información concreta. Tan numerosos como las estrellas en el cielo nocturno, minúsculos nudos de intrincados datos llenaron el área a mi alrededor. Podía centrarme en cada uno por turnos, cogiendo detalles. Los grupos de datos habían estado vagando hacia mi por reflejo desde que me salpicaron por primera vez en la cara. Respondieron a mi subconsciente, mis pensamientos y emociones, tan reflejo de mi frustración, mi ira, mi odio por esas tres chicas como lo eran mi corazón golpeando en mi pecho o mis manos temblando. Podía hacerles parar u ordenarles que se movieran casi sin pensar en ello, igual que podía levantar un brazo o mover un dedo.
Abrí los ojos. Podía notar la adrenalina vibrando por mi cuerpo, la sangre corriendo por mis venas. Tuve un escalofrío por las bebidas heladas que el trío había vaciado sobre mi, y por anticipación y un poco de miedo. En cada superficie del baño había bichos; Moscas, hormigas, arañas, cienpies, milpies, tijeretas, escarabajos, avispas y abejas. Cada segundo que pasaba más fluían al interior de la habitación a través de la ventana abierta y las varias entradas al baño, moviéndose con sorprendente velocidad. Algunos se arrastraron dentro a través de un hueco donde el desagüe del lavabo entraba al muro mientras que otros emergieron del agujero triangular del techo donde una sección de la espuma aislante se había roto, o de la ventana abierta con pintura desgastada y colillas de cigarrillos aplastadas entre clase y clase. Se reunieron a mi alrededor y se extendieron por cada superficie disponible; primitivos grupos de señales y respuestas, esperando a más ordenes.
Mis sesiones de practica, realizadas lejos de ojos curiosos, me habían dicho que podía indicar a un solo insecto que moviera una antena, o ordenar a la horda reunida que se moviera en formación. Con un pensamiento, podía separar un grupo particular, una madurez o una especie de este revoltijo y mandarles lo que quisiera. Un ejercito de soldados bajo mi completo control.
Seria tan fácil, tan fácil, ir a por Carrie en el instituto. Darles al trío su justo merecido y hacerles arrepentirse de lo que me habían hecho pasar: los horribles e-mails, la basura que habían vaciado sobre mi escritorio, la flauta –la flauta de mi madre– que habían robado de mi taquilla. No solo eran ellas- Otras chicas y un puñado de chicos se habían unido, “accidentalmente” saltándome cuando pasaban los ejercicios, añadiendo sus voces a los insultos y al torrente de horribles e-mails, para conseguir el favor y la atención de tres de las chicas más guapas y más populares de nuestro curso.
Era muy consciente de que me pillarían y me arrestarían si atacaba a mis compañeros. Había tres equipos de superheroes y un numero de héroes solitarios en la ciudad. No me importaba. ¿Imaginar a mi padre viendo las secuelas en las noticias, su decepción conmigo, su vergüenza? Eso era más desalentador, pero aun así no compensaba la ira y la frustración
Excepto que yo era mejor que eso.
Con un suspiro, envié una orden al enjambre reunido. Dispersaos. La palabra no era tan importante como la idea detrás de ella. Empezaron a salir de la habitación, desapareciendo en las grietas en las baldosas y a través de la ventana. Andé hasta la puerta y me apoye en ella con la espalda para que nadie pudiera tropezar con la escena antes de que todos los bichos se hubieran ido.
Por mucho que quisiera, no podía seguir adelante. Aun temblando de humillación, conseguí convencerme de coger mi mochila y dirigirme pasillo abajo. Salí del instituto, ignorando las miradas fijas y las risitas de todos con los que me cruzaba, y cogí el primer autobús que se dirigía en la dirección general de mi casa. El frio de los comienzos de la primavera agravaba la molestia de mi pelo y ropas empapados, haciéndome temblar.
Iba a ser una superheroina. Ese era el objetivo que usaba para calmarme en momentos como este. Es lo que usaba para hacer salir de la cama los días de instituto. Era un loco sueño que hacia las cosas tolerables. Era algo que desear, algo por lo que trabajar. Hacia posible no seguir obsesionándome con el hecho de que Emma Barnes, líder del trío, había sido una vez mi mejor amiga.

Indice > Capitulo Siguiente

Si tienen instalado el RES pueden usar el 1 para ir al capitulo anterior, el 2 para abrir el indice y el 3 para abrir el siguiente capitulo.

Si hay algún voluntario para QA (edición, corrección) o traducción envieme un PM o dejen un comentario.

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2017.09.19 16:55 tortugafeliz Alguna vez te lastimaste teniendo sexo

Hola soy Thotila y les voy a contar una historia re graciosa. Esto paso cuando era detective privado en Baker Street (partido de Tigre, después les cuento cuando conocí a Massa) y viene una chica a mi consultorio que en su momento lo compartía con una dentista muy linda que conocí en Irak. En fin, esta chica me contó muy preocupada que su novio la estaba siguiendo y que temia por su vida. Déjenme decirles que está chica me parecía muy familiar, como que la conocía de algún lado. La abrace fuerte le dije que no se preocupe y que si quería se podía quedar en mi consultorio, me agradeció llorando.
Lo primero que hice fue averiguar cómo se llamaba el hombre y lo fui a buscar a su casa, en esta época de mi vida iba al gimnasio y era bastante intimidante, me atendió y me sorprendí al ver un hombre educado, gentil y que parecía no poder hacerle mal a nadie. Me invitó a tomar un té y le pregunté sobre la dama. Me dijo algo que no pude entender y después se empezó a reír, tarde demasiado en darme cuenta que el té tenía algo. Me levanté atado a una cama y el hombre estaba completamente desnudo. Yo, imagínense, no entendía nada.
Se sentó en una silla y me sorprendí al ver la chica del consultorio desnuda también. Ahí ella solamente se sentó sobre mi pene, de alguna manera consiguió romper el frenillo y llene las sábanas de sangre.
Asi fue como me lastime teniendo sexo. Esta historia es 100% real y va a estar en mi libro.
submitted by tortugafeliz to Argentinacirclejerk [link] [comments]


Consoladores Para Damas Mujeres - Visita www.Consoladores ... Manhunt Loquendo, Nivel 8, View Of Innocence 15 TRUCOS PARA CONTROLAR A TUS AMIGOS - YouTube Como dejar de tener sentimientos  ser una persona fría ... Tallar letras con fresadora a pulso Significado del Color Negro Javier Ramos - YouTube 12 Gestos que pueden hacerte ver menos atractivo - YouTube EL NEMESIS MENOS INTIMIDANTE DE AMANECER ZOMBIE (SAMP) - LOQUENDO

5 signos de que tienes una personalidad intimidante

  1. Consoladores Para Damas Mujeres - Visita www.Consoladores ...
  2. Manhunt Loquendo, Nivel 8, View Of Innocence
  3. 15 TRUCOS PARA CONTROLAR A TUS AMIGOS - YouTube
  4. Como dejar de tener sentimientos ser una persona fría ...
  5. Tallar letras con fresadora a pulso
  6. Significado del Color Negro
  7. Javier Ramos - YouTube
  8. 12 Gestos que pueden hacerte ver menos atractivo - YouTube
  9. EL NEMESIS MENOS INTIMIDANTE DE AMANECER ZOMBIE (SAMP) - LOQUENDO
  10. Hija del TaeGi

Déjanos en los comentarios cual de estos trucos le has aplicado a tus amigos :D REDES SOCIALES JETRO INSTAGRAM: https://www.instagram.com/jetrobuenabad/ KEVI... This video is unavailable. Watch Queue Queue. Watch Queue Queue Canción: https://youtu.be/SEUHEucrreA ----- Suscribete!: https://goo.gl/HoxaKy -----... No estás en el poder y el control, tienes una disposición gentil y el negro es demasiado intimidante para ti. Usted es práctico y realista y no desea ser demasiado sofisticado. Muchas personas deciden o tratan de evitar su humanidad a causa de mucho dolor. Hoy les enseñare a como dejar de tener sentimientos, a como dejar de sufrir..... 🍧Mirada intimidante ... 🍧Inspiración extrema, a través de tus letras puedes expresar demasiado, buena componiendo. 🍧Buena rapeando 🍧Buena cantando 🍧Buena bailando Tallar letras a pulso con la fresadora parece un poco intimidante, pero si sujetamos la fresadora con firmeza y no nos tiembla demasiado el pulso podemos conseguir unas letras talladas en la ... En 2012 un grupo de locos por el vino empezó este proyecto con la premisa de que el vino es maravillosamente diverso y complejo, pero a la vez es demasiado intimidante.Convencidos de que el vino ... Suscribirse a GENIAL: https://goo.gl/EP7ZgR IDEAS EN 5 MINUTOS: https://goo.gl/vU4j4N Facebook: https://www.facebook.com/GenialGuru/ Hasta la mejor imagen qu... Durante la edición tuve problemas con el brillo ya que me salía demasiado oscuro, pero con los arreglos que le hice solo espero que sea del agrado de todos. Sin más que agregar, que disfruten ...